Recomendaciones para las Entrevistas

  • Las entrevistas de evaluación para una selección pueden ser desde muy simples y de corta duración, hasta extremadamente profundas y de alta exigencia de respuesta. Sea paciente y controle su ansiedad.
  • Estas características dependen del nivel de búsqueda, políticas y procedimientos utilizadas en la selección, profundidad de análisis de la empresa, entre otras
  • Lo ideal es que, como consecuencia del desarrollo de la entrevista, el entrevistado y el entrevistador alcancen un adecuado grado de empatía (ni simpatías, ni antipatía) con el fin de alcanzar los objetivos planteados para cada parte.
  • El postulante debe ser claro y concreto en sus respuestas, con una actitud objetiva, y discreta, no debe excederse en comentarios de autovaloración, como tampoco “acomodar” respuestas que satisfagan al entrevistador.
  • En general, la “sobreactuación y autoponderación” no son buenos “productos de compra” para los selectores.
  • Tenga presente que la actitud de saber escuchar, analizar y reflexionar las preguntas, exponer las respuestas con objetividad, con un valor de síntesis adecuado y voz clara y modulada serán los signos de seguridad y sinceridad que esperan en general los entrevistadores.